jueves, 3 de marzo de 2011

Escenas de la vida autoritaria

Escena uno: Libia

El desenlace del episodio de rebelión popular en Libia no admite conjeturas ni permite extralimitarse en las consideraciones positivas. Hay mucho zafarrancho interno y externo como para que alguien reconozca quiénes son los buenos. Pero hay una cosa que es evidente, el régimen Libio es de opresión, sojuzgamiento y muerte. Es un régimen que emplea la censura, la violencia y la tortura contra los opositores y un régimen que se sostiene en una envilecida relación entre la política y el fanatismo religioso. En el presente el país se encuentra en un estado de tremenda desolación y los opositores son tratados “como ratas” al decir del dictador Kadafi. En la última semana 69.000 personas con estatus de refugiados abandonaron Libia

Escena dos: Sanción económica para una consultora privada que difundió datos propios sobre la inflación.

El gobierno que miente descaradamente sobre los índices de costo de vida y evaluación de los precios multó con 500.000 pesos a una consultora privada que difundió un trabajo propio de medición que, obviamente, discutía los números oficiales. Una estrategia abusiva, autoritaria, intimidatoria y cobarde se ejecuta desde el Estado a un particular con un motivo directamente vinculado a una política pública defendida por el Gobierno. No se trata de lealtad comercial o de una razonable injerencia estatal en términos de control sino que es una actitud violenta, censuradora y torpe del Estado Nacional representado por el Gobierno.

Escena tres: Intelectuales Kirchneristas no quieren que Vargas Llosa abra la Feria del Libro. A la presidente le parece mucho y los intelectuales se retractan

Apasionante muestra gratis (¿) de inoperancia intelectual y pusilanimidad militante, este episodio hace ostensible la estatura de los participantes. Primero, las argumentaciones de Horacio González contra Vargas Llosa, bastante lejos de su florida aunque criptica prosa, demostraron una fortísima inclinación autoritaria. Lo siguieron Forster, claro está, reafirmando el carácter nacional del pedido de “corrimiento” (hasta allí el temperamento democrático) del Nobel literato. Pero, qué pasó? A la presidenta le pareció mucho y les ordenó bajar el tono y retirar el pedido. Y que hicieron ellos? Bajaron el pedido, dejando muy en claro cuál es su talante militante, y cuál su grado de obsecuencia y falta de criterio personal. La verdad es qué, aún con la barbaridad que contiene el pedido original, de seguro respondía a una interpretación sustentada. Lo único digno era quedarse en esa posición y bancarse la que venga, con la separación del cargo incluída, en el caso de Gonzalez. Imaginemos por un momento que alguno de los héroes de nuestros intelectuales hubieran obrado igual que ellos, casi no existiría bibliografía en las carreras humanísticas. Imaginemos al mismísimo Gramsci (seguramente admirado por Carta Abierta), obedeciendo dócilmente las órdenes políticas de un jerarca del partido comunista.

Estas tres escenas, disímiles en densidad, importancia y grandeza, se unen en un punto. En los tres casos no hubo una respuesta rápida, concreta y firme de ningún actor político relevante de la oposición. Con la excepción de Margarita Stolbizer, que días después pidió al Gobierno que rompiera relaciones diplomáticas con Libia, ninguno de los candidatos a presidente, por ejemplo, se expresó repudiando la situación. Al Gobierno le bastó un tímido muestreo de preocupación y a los partidos (me refiero a sus órganos institucionales) no les pareció un tema sobre el que había algo para decir. Ningún portal partidario dio siquiera cuenta del asunto. Tampoco ningún portal de las organizaciones de derechos humanos se sintió en la obligación de referenciarse y tomar posición. Lo mismo con el caso de la consultora. A nadie le pareció un uso desmedido del poder estatal, a nadie le pareció que se atentaba contra la libertad de expresar opiniones y contra la libertad de trabajo. Ni un solo partido, ni una sola organización de ciudadanos, ni una sola ong que trabaje temáticas afines dijo una palabra. Sobre el sainete entre intelectuales y gobierno se hicieron chistes. Es cierto que el burlón patetismo del episodio amerita la carcajada, pero es cosa seria que un grupo de notables profesores se demuestre tan explícitamente como asalariados estatales sin criterio propio.

Nadie se sintió llamado a hacer un análisis serio, amplio, sobre lo que significan alguna de estas tres escenas en términos de calidad de nuestra democracia. Seguramente esto responde a un temperamento social más expandido de lo que uno quisiera. No me parece posible pensar que esto pueda pasar si no se cuenta con un estado social y colectivo que lo propicie y hasta lo conforme. La vida democrática argentina pierde fuerza al mismo tiempo que el fragor de la voz populista augura participaciones, anuncia multitudes y celebra felicidades. Tal vez haya llegado el momento de pensar si es que realmente no tiene consecuencias el desbordado desperfilamiento de las identidades políticas que permite que cualquier posibilidad de acuerdo sea posible, que cualquier “armado electoral” pueda realizarse. Tal vez sea necesario plantearse, por un momento al menos, que los actos tienen consecuencias y que la búsqueda del rédito inmediato hace estallar las esperanzas de contar, alguna vez, con una democracia placentera, calma, sin estridencias, pero vivible.

22 comentarios:

Fernando D. dijo...

Algo de todo esto me traslada a Tocqueville y su pregunta por la democracia:

"Concibo entonces una sociedad... donde la autoridad del gobierno fuese respetada como necesaria y no como divina; el amor que se tendría al jefe del estado o sería en absoluto una pasión, sino un sentimiento razonado y tranquilo. Teniendo cada cual derechos, y estando asegurada la conservación de sus derechos, se establecería entre todas las clases una confianza viril y una especie de condescendencia recíproca, tran alejada del orgullo como de la bajeza."

"... parece que se haya roto, en nuestros días, el lazo natural que une las opiniones a los gustos y los actos a las creencias..."


Saludos

Flavio Luis Buccino dijo...

Excelente, Gabriel. Me vengo peleando casi cotidianamente por estas cosas que te dicen que como nadie le importa "que importa tener posición sobre ellas". Creo que más allá de esto el desinvolucramiento también tiene que ver con el renunciamiento de la clase dirigente a "enseñar" sobre estos temas. Renuncian a la dimensión educativa de la política ((como a otras tantas dimensiones)

Felipe dijo...

“Margarita Stolbizer, … pidió al Gobierno que rompiera relaciones diplomáticas con Libia”
 
Allah u akbar!! Solo la grandeza de Allah nos pone al resguardo de un ministerio de relaciones internacionales comandado por Margarita Stolbizer.
 
Si siguiésemos esa lógica tendríamos que haber cortado relaciones diplomáticas con EEUU tras la invasión a Irak con su corolario de cientos de miles de muertos. Tampoco deberíamos tener relaciones diplomáticas con el Reino unido por su participación en la invasión a Afganistán y sus bombardeos salvajes a poblaciones civiles.
Mucho menos con Francia que apoyo abiertamente en Argelia a los militares que no reconocieron la legítima victoria electoral del FIS.
Tampoco con España que promovió y apoyo el fugaz golpe de Estado en Venezuela.
 
En síntesis,  si mirásemos las relaciones internacionales bajo una perspectiva margaritense solo deberíamos tener relaciones diplomáticas con Suecia, Noruega y con suerte las Islas Vanatu.
Pero dejemos descansar un rato a Stolbizer que ya demasiados problemas tiene en compatibilizar su autoproclamado perfil centroizquierdista con su acercamiento a Sanz.
 
Sobre el tema Vargas Llosa yo creo que lo de Carta Abierta fue muy torpe. El hecho que Vargas Llosa tenga posturas políticas fachizantes no es razón para excluirlo de una feria del libro. Por el contrario es un honor para Argentina que un premio nobel de literatura abra el evento.
Si habla de literatura (Inch Allah!!) … a disfrutar se ha dicho.
Si habla de política … habrá que aguantárselas calladito y sin chistar.
 
En cuanto a
“A la presidenta le pareció mucho y les ordenó bajar el tono y retirar el pedido. Y que hicieron ellos? Bajaron el pedido, dejando muy en claro cuál es su talante militante, y cuál su grado de obsecuencia y falta de criterio personal.”
 
Yo celebro esa marcha atrás de parte de Horacio Gonzalez que habla de su madurez política. Un proyecto político no se construye con una cohorte de libre pensadores. Celebro la tragada de sapo en pos de fortalecer una construcción colectiva.
 
No alimento ningún deseo que Alfonsin, Aguad, Sanz lleguen al poder.
Pero si llegasen, lo que si deseo fervientemente es que sus seguidores los apoyen en las buenas y en las menos buenas.
Son suficientemente grandes para saber a quienes votan y que historias y capacidades tienen aquellos a los que votan.
En el 2000 se desencantaron con De La Rua cuyo conservadurismo los “sorprendió”. Seria profundamente irresponsable volver a “sorprenderse” y sobre todo desentenderse de su candidato a mitad de camino.

Si vuelven Alfonsin, Aguad, Sanz, los argentinos no querrán otro helicóptero. Para eso será también necesario que su base militante se dote de cierta predisposición a la “obsecuencia” o sepa resignar “criterio personal”.
 

Daniel Pérez dijo...

Tres casos indiscutibles de autoritarismo, Palumbo, y también una indiscutible falta de respuesta, tanto de los partidos políticos como de la sociedad civil. ¿Cómo interpretar ese silencio? ¿Estaremos demasiado acostumbrados al desprecio de las instituciones, el gusto por la corrupción, la tolerancia del enriquecimiento ilícito, la prepotencia de los poderosos y el imperio de la hipocresía? ¿Estaremos demasiado confundidos por las proclamas progresistas y revolucionarias de una clase dirigente que sólo se dedica a llenarse los bolsillos? ¿Demasiado desalentados por los K, los Menem, los De la Rúa, los Manzano y los Pedraza que maman de la política y viven como kadafis?
No sé, pero nuestra apatía es evidente: tal vez nos falte vislumbrar en alguna parte alguna pizca de verdadero interés por el país, para empezar a creer un poquito. Pero hasta ahora sólo se ve más y más kadafismo.

Gabriel Palumbo dijo...

Gracias a todos por comentar y enriquecer QUILT. A Felipe, como buen discípulo populista, le interesa más pelear que coincidir y entonces no percibe los claros matices que tiene la nota. Antes que reconocer una crítica (que puede o no ser comapartida) a la cultura política argentina, prefiere salir a decir que Stolbizer sería una mala Ministra de Relaciones Exteriores(??) o que Estados Unidos, Irak, o que se yo. Está bien, sabemos como es Felipe y como son los populistas. Lo que si me llama la atención es la indulgencia con la que se trata el problema sobre el papel del intelectual. Se viene un intento de reflexión sobre este punto, pero la pregunat es...¿que hay entre la búsqueda de autonomía y la sumisión?

Gastón Vega dijo...

El tema Carta Abierta me sugiere el siguiente interrogante: ¿es más fuerte la actitud infantil o políticamente madura (según qué ojos la miren) de la marcha atrás que la reproducción del gesto autoritario propio de la cultura kirchnerista? Es decir, ¿resulta seductor juzgar a Carta Abierta por su grado de autonomía respecto al gobierno? Definitivamente, creo que no. Ahora, si pensamos que esa actitud es la que muestra el Gobierno frente a aquellas cosas que no le gustan, la cosa cambia. De manera autoritaria se buscó correr a Vargas Llosa. De idéntica manera, se pidió a los iluminados retractarse.
Me quedo con la idea de que los actos traen consecuencias. La fingida tolerancia y humildad de la Presidente me molesta. Porque, junto a su marido impuso sus "formas" y es tarde para que le crea que ya no confía en ellas. La profundización del modelo es un éxito. Porque naturalizaron sus consecuencias. Es imposible responder a los estímulos con al menos una ínfima cuota de reflexión. Las tragedias y las alegrías deben obtener una respuesta ágil: ataque o aplausos.
Respecto a los dichos de Stolbizer, existen en el pasado (muy próximos algunos) pedidos de rompimiento de relaciones diplomáticas. Entiendo que es sólo un ejemplo de excepción al silencio generalizado de la oposición y no un esbozo de solución.
Felipe querido, hace tanto no charlamos! ¿Qué te hace pensar que un gobierno no peronista no pueda concluir su mandato? ¿Es que durante este tiempo te dedicaste a la futurología? ¿O aún no estás espiritualmente preparado para explicarte dentro de cuatro años cómo fue posible que un no peronista gobierne la Argentina y cumpla su mandato?
Por último, considero que la única "construcción colectiva" a la que puede apuntar el kirchnerismo es a la conformación de un grupo. Una masa de voluntades débiles que, sintiéndose parte hagan ("democráticamente") lo que se les manda.

Gastón Vega dijo...

Gaby, no digo nada nuevo con esto pero explica mis intenciones: Kirchner les dio el lugar que tienen y lo aceptaron sin más. En este sentido, discutir la autonomía o no de Carta Abierta para este artículo, no me parecía relevante. Saludos.

Felipe dijo...

Gabriel,
De alguna manera me estas condicionando con lo que decís .. O se coincide con vos o se es peleador ... O se llega a la misma conclusión o   Habría incapacidad para percibir matices

Ni una cosa ni la otra, simplemente que no comparto el diagnostico. 
La cultura política argentina es según mi punto de vista elogiable en muchísimos aspectos. 
Somos muchísimos los que pensamos que la política volvió a ser placentera y mas vivible. Somos muchísimos los que creemos que el antagonismo esta en la naturaleza misma de lo político. Lo que llamas estridencias es ni mas ni menos que hacer emerger conflictos que estaban latentes y a los cuales las instituciones se negaban a darle cauce. La democracia tiene mas que ver con visibilizar intereses contrapuestos que en buscar consensos.
Desde una perspectiva populista se prefiere pagar el inevitable precio de la crispación (de aquellos que deseaban dejar sus intereses en la invisibilidad ) en pos de bajar los niveles reales de conflictividad social

En cuanto al otro tema te admití que Horacio Gonzalez le pifio feo. ppero de ninguna manera creo que su posterior alineamiento indique sumisión o falta de espíritu critico. En lo particular tengo horas encima presenciando debates de carta abierta y te puedo asegurar que los momentos mas excitantes de las asambleas son aquellos donde se discute sobre las insuficiencias en varias políticas gubernamentales. El debate acerca de las alternativas a aquellas políticas insuficientes u ausentes devuelven a muchos el placer por la política

Gabriel Palumbo dijo...

Los transmiten via satélite? Es cierto, no fui justo al reconocer el bravímo espíritu crítico y el pluralismo de Carta Abierta. Mi liberalismo no me deja ver el mundo, perdón, perdón

Felipe dijo...

Hola Gastón , tanto tiempo

" ¿Qué te hace pensar que un gobierno no peronista no pueda concluir su mandato? "

Confieso que tengo temor que el radicalismo no haya aprendido de sus errores. El problema no es tanto haberle pifiado en el pasado sino no haber aprendido de sus errores. 

"Por último, considero que la única "construcción colectiva" a la que puede apuntar el kirchnerismo es a la conformación de un grupo."

La lógica de construcción política en el populismo es distinta. Yo lo vería mas como una red de agrupaciones con cierto nivel de autonomía.

Felipe dijo...

Gabriel,

Entra cualquier hijo de vecino.
Me dejan entrar a mi que vivo de tuercas y bulones ... cuanto mas te van a dejar a vos que podes hablar de Rousseau, Tocqueville y toda esa gente
Y sino podes verlos por iutuv

Gabriel Palumbo dijo...

Es increíble el poder talimánico que tiene la alocución "populismo". Cuando algo se complica, viene el populismo y lo resuelve, por pura aparición mágica. Y es verdad Felipe, dejan entrar a todo el mundo, la próxima voy

Felipe dijo...

Gabriel
Hay quienes dicen que es un mantram y se le atribuyen un sinnúmero de curaciones

Anónimo dijo...

Hola a todos, muy buena entrada. Me quedo con el último párrafo que invita a reflexionar algunas cuestiones que creo son muy importantes.

Felipe, si lees esto, entra a la página de Facebook del Partido Liberal Libertario (PLL). ---ATENCIÓN---Si sufrís de insuficiencia cardíaca no entres, jajaj.

Saludos, Raulo

Racioppi dijo...

Gabriel,

agrego la cuarta escena que vos mismo referiste acerca del affaire TELAM y la expulsión del funcionario que firmó la solicitada en contra de la berretada de contenidos y formalidades contra opositores por parte la agencia oficial de noticias.
Otra imagen para un mismo mosaico.

abrazo

Gabriel Palumbo dijo...

Es verdad Racioppi, lo olvidé. Gracias por pasar y por recordarlo.

Gabriel Palumbo dijo...

Es verdad Racioppi, lo olvidé. Gracias por pasar y por recordarlo.

Gastón Vega dijo...

Philippe, no creo que el introducirse en una cadena significante determinada implique algún grado de autonomía. La univocidad y la libertad no van de la mano. Abrazo.

Fernando dijo...

Partiendo de que coincido mayormente con las opiniones de Felipe, estoy completamente de acuerdo en que nuestra sociedad arrastra rasgos de cultura autoritaria. Porque los arrastra la sociedad no es para nada dificultoso encontrar múltiples ejemplos tanto en el Gobierno como en la oposición. En ese sentido, y porque sinceramente creo que Gabriel no tiene la intención de otorgar ese carácter en exclusividad al gobierno ni mucho menos emparentarlo con el régimen de Kadafi, es que valoro lo que dice el post.
Párrafo aparte me merece lo de Stolbizer. Creo que habría que contarle aquella anécdota en la que Perón reunió a los Concejales de la Ciudad de Buenos Aires y les recordó que mientras él tenía dos obligaciones (la política exterior e interior) ellos tenían tres: alumbrado, barrido y limpieza. a pesar de que la respeto como dirigente, me parece que no puede salir con semejante disparate. Imaginemos que a los ejemplos citados más arriba le sumamos a China, que no es precisamente un ejemplo de democracia tipo occidental. Yo en el lugar de ella, para hacerla completa, propondría romper relaciones con ese país en expoagro o la Rural, ya que los muchachos van a dejar de pagar retenciones a la soja inmediatamente porque por esas cosas de la vida el régimen chino resulta ser nuestro principal comprador. Estoy seguro que brindarán alborozados por la noticia.
No hay nada que hacerle, si nos ponemos en exquisitos cerramos casi todas nuestras embajadas en el mundo.
Para terminar, y respecto de Medio Oriente, nadie en su sano juicio puede esperar que el desastre termine en gobiernos plurales y democráticos. Sólo (y en el mejor de los casos, porque a nadie le desearía que terminen como Irak) cambiarán de dictadura.

Gabriel Palumbo dijo...

Fernando, creo que a los buenos lectores les habrá quedado claro que las menciones autoritarias no están dirigidas con exclusividad al Gobierno, aunque sostengo y sostendré que la base de sustentación populista los emparenta teórica y empíricamente. Mi idea era la de problematizar la carencia de fibra democrática y de modernidad "liberal-republicana" que anida en los corazones políticos patrios. Desde donde veo las cosas, esa carencia y la baja calidad de la democracia son inescindibles. Por lo de Marga, atiendo las críticas, pero valoro más el hecho de haber dicho algo en contra de una flagrante, actual, presente y vandálica actitud estatal frente a su pueblo. Para un Gobierno que se dice (y juro que no les creo ni media palabra) atento a las cuestiones de derechos humanos, me sonó que la "preocupación" era bastante poco.Si no alcanza, basta con mirar a quienes insisten con festejar las atrocidades de esa máscara fatal que es Kadafi o como corno se escriba, Irán y Venezuela, casi los mejores amigos no sé si del gobierno, pero si y claramente de la cultura política que lo sostiene con mayor actitud.

Felipe dijo...

Gabriel, 
Me permito reformular : 
la carencia de fibra democrática y de modernidad que anida en la tradición "liberal-republicana" 

Aunque en el fondo el problema no esta tanto en el liberalismo sino en el sincretismo que de el hicieron nuestros intelectuales periféricos.

Nuestro realismo mágico hizo posible compatibilizar los ideales de libertad con ...

"-¿Lograremos exterminar a los indios? Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar... extermino es providencial y útil, sublime y grande. Se les debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado" 

"-Los negros… ponían en manos de Rosas un celoso espionaje, a cargo de sirvientes y esclavos proporcionándole, además, excelentes e incorruptibles soldados de otro idioma y de una raza salvaje… Felizmente, las continuas guerras han exterminado a la parte masculina de la población…" 

"-No trate de economizar sangre de gauchos. Es lo único que tienen de humano. Este es un abono que es preciso hacer útil al país" 

Sobre el asesinato del Chacho Peñaloza : "-He aplaudido la medida, precisamente por su forma. Sin cortarle la cabeza a aquel inveterado pícaro y ponerla a la expectación, las chusmas no se habrían aquietado en seis meses" 

... las ideas no se matan ... Los indios, los negros, los gauchos si

Las constituciones no tuvieron mejor trato por parte de nuestros liberales criollos

En 1949 se siguieron todos los pasos legales para que la Argentina se diese una nueva Constitución. ¿Que hicieron nuestros Macondinos liberales? SIMPLEMENTE DECRETARON SU INEXISTENCIA

A casi medio siglo de aquel aberrante hecho brilla por su ausencia una autocrítica

Gabriel Palumbo dijo...

Felipe, la posibilidad de apiñar frases que sostengan los argumentos de modo universal es infinita para cualquier lado. Si se quiere hablar mal de un colectivo siempre se encontraran las frases necesarias.En estos días leia las posturas de Marx acerca de lo que debería hacer Inglaterra con la India y a cualquiera de ustedes se le helaría la sangre. Lo importante son las ideas, con sus matices, y la construcción del mundo que permiten. Después cada uno elige donde le gustaría vivir, y los que no podemos hacerlo, elegimos decir como nos gustaría que fuese el lugar donde tenemso que vivir. A mi me gustasn las sociedades abiertas, modernas, liberales y cosmopolitas, a vos te gustan las sociedades cerradas, populistas, "originarias" y nacionalistas, si querés, podemos cambiar de domicilio. Que te parece?