lunes, 13 de septiembre de 2010

Carnaval

Todos tenemos debilidades y me llegó el momento de confesar una. A mí me gusta leer, con injustificada habitualidad, la mala literatura producida por los kirchneristas en blogs, foros, medios y demás. Es realmente una práctica abominable que me saca tiempo para causas nobles, pero, como buena patología, es difícil de superar.

Pero de todo lo que leí por ahí desde hace años, nada me sorprendió tanto como la nota que apareció hoy en la web de Tiempo Argentina anunciando que la presidenta tiraba finalmente la chancleta y anunciaba más feriados para más gente. Sin entender del todo la máxima Milliana, la señora presidente decretaba el mayor asueto para el mayor número. Pero eso no es lo importante, lo serio, como casi siempre, es el hecho estético que rubricó semejante muestra de progresismo criollo.

Hacía tiempo que no leía algo tan mal escrito, tan indisimulablemente obsecuente y tan polémicamente publicable. Dice el primer párrafo;

La presidenta los vio venir, asomándose por la esquina, desde el palco oficial del Bicentenario. Eran 300 murgueros vestidos con levitas, galeras, lentejuelas y raso que marchaban detrás de la palabra “Democracia”. El desenfado de los bailarines que saltaban sobre el asfalto al ritmo del bombo y el platillo –el famoso toque porteño− buscaba transmitir la alegría por el fin de las dictaduras y el retorno de los gobiernos constitucionales

La imagen de Cristina con medio cuerpo afuera del balcón para ver a los murgueros es risueña, pero atribuir a los pasos de murga la condición de “famoso toque porteño” es decididamente estrafalario. Y todo, como no podía ser de otra manera, combinado con el infaltable ejercicio de falsa memorística del gobierno y su relación, de cualquier cosa, con la dictadura.

Sigamos con el próximo recorte;

Cristina pareció contagiarse del desparpajo. Se colocó un sombrero, se animó a ensayar un paso de baile. Distendida como pocas veces se la había visto, escuchó entonces el pedido que llegaba desde el asfalto. Desde el cuadro dedicado a la recuperación democrática le pedían que el gobierno restituyera los dos feriados de Carnaval eliminados por la dictadura. La presidenta se comprometió a estudiar el tema. Y el día llegó. Mañana a las 18, acompañada por miembros de cien murgas, Cristina anunciará desde la Casa Rosada que el Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley para modificar el Decreto 21329/76 firmado por el dictador Jorge Rafael Videla.

Aquí, la cosa se puso fula, Cristina con galerita al paso de murga accediendo a los pedidos “democráticos” de los murguistas y avalando la resistencia de la cultura frente a Videla es, como poco, inverosímil. Estudiar el tema murgas puede deparar complicaciones sobre todo si se lo tiene a Horacio González de consejero. El director de la Biblioteca Nacional afirma que la dictadura prohibió los festejos de carnaval para “forzar la europeización compulsiva de Buenos Aires” (¿?)

La nota luego, discurre luego en un relato histórico sobre el murguismo patrio, dejando en claro que la creatividad no descansa ni al momento de ponerse nombre y rescatando los componentes fuertemente democráticos del movimiento murgueril nacional y popular.

La nota termina así, como si el que la escribió quisiera demostrar que habitará, por siempre y para no salir jamás, el territorio de la estupidez;

La presidenta decidió tomar el reclamo en sus manos. Será otro capítulo de su búsqueda por reeditar coaliciones transitorias de signo progresista para aprobar determinadas medidas. Así sucedió con la Ley de Medios y el matrimonio igualitario. Ahora será el turno de los bombos murgueros.

¿Coaliciones transitorias de signo progresista?

Pensándolo un poco mejor y tomando por buena la asimilación que hace el ¿periodista? Que escribió la nota, murgas y ley de medios puede que sea casi la misma cosa y este tipo de textualidad será, tal vez, la que nos depara el universo igualitario soñado por el kirchnerismo.

35 comentarios:

Santino. dijo...

Bueno.. creo que lo más importante es que se cambia el nombre del "Día de la raza" al de "Día del Respeto a la Diversidad Cultural"..

Anónimo dijo...

Palumbo, a pesar de tu ignorancia el "toque porteño" existe, no seas liviano y preguntá a la gente que sabe que te va a desasnar...

Ana dijo...

Ja ja ja gracias por la noticia Gabriel. Ayer en un alto hice zapping y estaba la presidenta hablando ante un grupo de personas disfrazadas¡!
Los medios de incomunicación de masas y el gobierno de turno ya vencieron mi capacidad de asombro, asi que apagué el televisor para evitar el desfile de muertos, asesinados y mutilados de todos los canales a excepción del 7 en donde "disfruto enormemente de la objetividad" de 6,7,8...en fin.
Ahora vengo a leer que se trataba de un feriado de carnaval....ups!

mordisquito dijo...

cuantos pelos pa afeitar,gorila!
sarmientino e ignorante,ya que la vas de sabiondo(mejor suicida porque te querés matar!)sabes que escribió Goethe:
"El carnaval no es uan fiesta que se le concede al pueblo.El pueblo se la concede a si mismo"
andá a camibarte el disfraz de gorila...viva la murga,el carnaval y los negros!

Comandante animado dijo...

En la sociedad que no celebra nada- salvo el azaroso fútbol- se descubre de repente, que teníamos carnaval.
Que Videla pudo lo que no pudo Figueiredo en Brasil, detener su curso periódico anual.
Ya habíamos descubierto ser latinoamericanos cuando la sociedad entera se aventuró al mando de un dictador ebrio sin ningún cuestionamiento.
Argentina apesta por su pobreza conceptual y por el orgullo desmesurado y ciego con que la sostiene.
Muy bueno su post!
javascript:void(0)

G dijo...

El punto que sostiene el Comandante animado, me anima a contestarles a anónimo y a mordisquito. Argentina, más bien la Ciudad de Buenos Aires, es un lugar que no festeja, nada hace que utilice el espacio público, se apropie momentáneamente de él y festeje. Y es un tema, porque es saludable la fiesta. Pero pensar que el carnaval es un toque porteño es descabellado, esta Ciudad relegó a sus escasos negros y los marginó o los ofreció para la batalla. No es posible comparar con nuestros amigos de la otra orilla, en donde las llamadas son todo un acto de cultura popular, hermosa en su genuinidad.
Pero de allí a pensar que hay un reclamo popular en la reivindicación de esas lastimosas y esmirriadas presentaciones de 33 personas en las calles de Buenos Aires en febrero hay un espacio demasiado grande, al menos para mi gusto. Y además, considerar alcarnaval como un ejercicio cultural rioplatense es una tontera importante. Si en lugar de leer a Horacio Gonzalez leyeran a Svetan Todorov, lo podrían contemplar y, si en lugar de ir a Machu Pichi, van a Venecia (es Europa, verdad?) también. Y si no pueden ir, también se puede leer o googlear. Gracias por entrar al blog

pocho dijo...

"nunca fuimos europa sarmientina ignorancia que con mucha arrogancia nos pusieron de ropa para usarnos de tropa e intentar de argentina su francesita andina sobre héroes latentes con LA PATAS calientes su coraje ilumina"
como les duele...gorilas y cipayos,se reestableció ayer el 20 de noviembre el día de la soberania,en donde el oprobioso comandante era "la espada sin cabeza" Lavalle...ese les debe gustar a ustedes!

pocho dijo...

perdón punto "G",33?jaaaa...solo en carnavales desfilan mas de 20000 murgueros y hay mas de un millón de personan,humildes,que asisten a los coros de la ciudad...ni hablar del país...además,seguro que o tus hijos o tus nietos te van a salir en una murga,posta...jaaaa

Laura dijo...

me gustó la foto, qué lindos los comentarios también, festivos

Gabriel Palumbo dijo...

La idea del blog es usar más la inteligencia que la vacuidad, pero a veces no se logra del todo. A Pocho lo espero en la esquina de Scalabrini Ortiz y Corrientes en los próximos carnavales y vemos quién está más cerca, si mis 33 o sus 20000. Y Laura, que pasó, te enojó la entrada? O los comentarios?

Silvita dijo...

Cuanto desprecio...

Gastón Ariel Vega dijo...

Precisamente, cultura popular. Mezclan todo, cultura popular, cultura de masas, peronismo, kirchnerismo, y más y más. Eso es de lo que ninguno habló(salvo Gabriel en su último comentario). Bajtin, Thompson, Hoggart... allí tienen algunas pistas, para aquellos que no asumiendo su cómoda posición de marxista de clase media o popular venido a más, tiene prohibido recordar que es esta la cultura del campo, de la tradición, de la abuela curando un resfrío con grasa de ganso.
"Para nosotros, el campo no es nuestra casa,(...) sino un lugar que se visita de vez en cuando". Admitan que defienden cualquier cosa que empiece con K. Y no hablen de toque porteño o de estilo si es que recortan del pasado aquello que le conviene a sus difusas argumentaciones. Gracias por el espacio. Es bueno que, mientras sea con respeto, podamos "charlar" un rato.

Gastón Ariel Vega dijo...

Mordisquito, ¿qué tiene que ver lo que escribió Goethe (y que comparto) con Cristina bailando desde el tablón? Y si es el pueblo el que se da esa fiesta (esa segunda vida de Bajtin) por qué hay que festejar un regalo de la política?

mordisquito dijo...

muchachos: gastón, ningún regalo,el carnaval fue suprimido por la dictadura militar(se festeja incluso desde 1776 en lo que era esa gran aldea...)y desde el año 97 hay marchas todos los carnavales por recuperarlo.las murgas y agrupaciones de carnaval fueron ese año declaradas de "patrimonio cultural".
palumbo,si,más de 20000 censados por el gobierno de la ciudad,o sea que hay más y la asistencia por ejemplo del ultimo carnaval confirma lo que escribo,acerquesé a boedo,urquiza,saavedra,san telmo,no tenga miedo,salga de su mediopelica esquina...
"el toque porteño" existe y como...heredera de la vieja comparsa negra(aunque adalides de la burguesia como ramos mejía o Lynch escribían de "ruidos monotonos"ya a sus toques...jeee)
¿sabe que ya en Paris por ejemplo aprenden pasos de murga para poder milonguear mas sueltos?
bueno,hay que desasnarse un poquito...y afeitarse los pelos!!!!

Gabriel Palumbo dijo...

Bueno mordisquito, prometo hacerle caso y ponerme a estudiar, así puedo saber donde queda Boedo y Villa Urquiza y moverme al ritmo del toque porteño, que ya conquista Paris.

Anónimo dijo...

Ya que les disgusta tener un feriado nacional y popular donde todos por igual salgamos a la calle a festejar la alegría misma, esos dos días los quiero a todos en sus ciudades de residencia trabajando como el resto de los días del año, sumergidos en la apatía, el encono y el aburrimiento. Y a la noche, no se olviden de ni tocar a sus mujeres o maridos, vean una peli pochoclera y cuestionen que los bombos con platillo no los dejamos descansar.
Nada de tomarse el finde largo para ir a otra ciudad a cuestionar que las calles están cortadas por la fiesta popular y que una bombucha explotó en sus horrible rostros.
Tomando prestada la referencia de mi bella presidenta: “Nos quieren tristes porque los pueblos deprimidos no vencen.
Por eso venimos a combatir por el país alegremente.
Nada grande se puede hacer con la tristeza” Arturo Jauretche.
Felicidades para el que esté feliz y para el que no, una pena!!!

Anónimo dijo...

A mi lo que me molesta es tardar una hora y media con el auto para comerme una mondiola en la costanera. Están todas las calles cortadas!

Gastón Ariel Vega dijo...

y qué tiene que ver Goethe con el baile del tablón de Cristina? Y si es del pueblo, qué importa que sea declardo patrimonio cultural por los "otros"? Capaz que hablás de soberano en sentido roussoniano, y capaz que somos todos y no entiendo bien. Gracias.

Gabriel Palumbo dijo...

Hay Dios!!!

Raulo dijo...

Cuanto quilombo por esta entrada. La de las facultades tomadas con minúscula tiene menos comentarios que ésta. Lo irónico es que tampoco comenté el tema de las facultades pero sí me dispongo a comentar lo que sigue. ¿Será que comentar acá es más fácil?
Muchachos, es una nota de color que no creo haga mal a nadie. Es cierto que al periodista se le fue un poco la mano pero, ¿no es que no hay que subestimar a la gente que lee y vota y va al acto por el chori y la coca? Yo trato de no hacerlo, admito que me es difícil pero lo intento con convicción y sobre todo con fé.
Gabriel, esto no es una crítica porque sé que no subestimas a la gente, al menos eso dijo en una clase, simplemente no pierda la fé aunque con lo que se lee, oye y ve sea complicado.

Saludos

Gabriel Palumbo dijo...

Raulo, claro que no creo que "esto" forme opinión en nadie, como tampoco creo que lo haga Clarín o La Nación. Desde siempre sostengo que las personas hacen cosas con los mensajes que reciben y que obran "inteligentemente" con ellos y que cualquier otra consideración se vuelve, aún inadvertidamente, un acto autoritario y paternalista. Me dediqué en esta entrada al ejercicio periodístico de este diario y a la relación que puede haber entre el discurso "alternativista" frente al "dispositivo mediático" y la basura.

Anónimo dijo...

Le digo a GP algo q siempre dice GP... el post manifiesta una indignación digan de mejores causas.
Además, independientemente de si estamos a favor o en contra, no se trata de un decreto sino de un proyecto de ley. En consecuencia, el Congreso con mayoría opositora aprobará o rechazará la iniciativa.

Gabriel Palumbo dijo...

Voy a insistir, no me interesa un mínimo cuerno la Ley ni los feriados, si quieren poner un año sabático, feliz de la vida. La entrada refiere a la nota en sí como hecho estético, como ejercicio periodístico.

Raulo dijo...

Jajaj, tranquilo Gabriel. Mas o menos se percibe la intención de su entrada, pero muchísimo más claro está en su último comentario. Se hubiera ahorrado el CONFLICTO. A no ser que no quiera explicitar demasiado por no juzgarnos básicos. Jajaj, chiste.
El ejercicio periodístico es todo un tema. Para mí, es insalubre, sobre todo ser conductor de un noticiero.

Comandante animado dijo...

Mordisquito, una pregunta:

el motivo publicitario de Kirchner como El Eternauta, viene acompañado de alguna carroza?

Bárbara dijo...

Sí, sí, estoy de acuerdo con el disenso,muy de acuerdo; pero con este nivel de agresividad no llegamos a nada.

Saludos

Laura dijo...

Recién llego. No me enojé, para nada, me pareció una lágrima la foto de la alegría y un carnaval los comentarios. Los que vinieron después también, es solo un juicio estético (ni siquiera me parecen agresivos) Bien Palumbo que no reacciona como en general he leído...pero esperemos que no se vuelva el blog como lo que en general he leído...hay una muchachada alegre y popular con mucho tiempo disponible para opinar y joder en blogs ajenos y en este tono. Me voy a escuchar Bach en mi casa de 25 habitaciones, saludos

Laura dijo...

me olvidaba! Ana, coincidimos, son de incomunicación, podrían ser de información, pero en muchos casos ni eso, y los medio que podrían ser más dialógicos... saludos 2

Jopa dijo...

Al parecer la idea es generar un clima de felicidad, como en el peronismo clásico. Pero, al igual que en aquél entonces, todo está sostenido en una impredecible prosperidad rural (sojera, en este caso), que vaya a saber uno cuánto dura. Mientras tanto, hagamos de cuenta de que la felicidad durará por siempre.

Alejo dijo...

Entrada curiosa, pero me gustó.

Gabriel, para mí que vos pusiste el post porque sabías que se iba a armar la gorda y te ibas a divertir un rato con la diversidad de opiniones que se formó.

Saludo

Raulo dijo...

Jajaj, gente se ve que no pegamos onda con Laura. A mi me dijeron que haciendome el intelectual iba a mejorar mi vida sexual, pero se ve que no o entendí al revés.
Laura, ¿tenes alguna habitación en alquiler? Me encanta Bach.
Percibo aquí un nuevo oficio, mecánico conceptual, dícese de aquel que da vueltas de tuerca a los conceptos y al lenguaje. Sólo que el mecánico conceptual se caracteriza por falsear los conceptos y el lenguaje tornándolos inútiles y tramposos. Sí, soy mecánico conceptual.
Me voy a jugar al ajedréz con mi amigo Huguito Biolcati.
Adiós.

Laura dijo...

Raulo, era una imagen, un chiste, una metáfora (se que lo entendiste pero no me da para seguir jugando a la ironía) No soy de tu oficio (y disculpame, me parece bastante pavo), la usé para algo bien concreto, poner en tela de "juicio" las clasificaciones según estés de acuerdo o no con medidas que se plantean como "per se" populares y en favor de la alegría. También me gusta Bach y el ajedrez, que mejore tu vida sexual, suerte y saludos

Raulo dijo...

Lo mío también era chiste, metáfora, imagen, pero sin dudas menos ofensivo que el tuyo. No sé porque pensaste que entendí tu comentario, si te conociera tal vez lo hubiera entendido, como no te conozco me pareció bastante hiriente.
Coincido, es muy pavo lo de mecánico conceptual, más bien trato de ser lo contrario que es más difícil y seguramente más aburrido, pero prefiero aburrirme a seguir discutiendo por discutir en tono poético intelectual.
Saludos amistosos.

Laura dijo...

saludos, lamento haberte herido, disculpas

Lastimadito dijo...

A veces creo que la vida es breve pero cuando se alarga en comentarios impávidos en una entrada inconmovible creo que la eternidad es no tanto. Chicos son un encanto, cada uno destila el jugo que lleva dentro, y eso no es un portento, tan solo un acontecimiento, otro más de los tantos, recuerden por lo tanto: “la vida es un carnaval” como escribía un tal Larra, si la memoria no me engaña (buscar en google no es hazaña, y Azaña saben quien fue). Convendría, quizás, reimplantar las saturnalias.