miércoles, 22 de septiembre de 2010

La simplificación

"Qué desapasionado, prosaicamente práctico, noblemente soso es nuestro tiempo. Aunque tal vez tenga también su lado bueno: uno puede distinguirse por su extravagancia."

Robert Walser

No me parece bueno dejarse ganar por la simplificación. El mundo está complejo, en esa complejidad hay riqueza, y sólo un tonto se lo perdería graciosamente. La cultura kirchnerista, agria y furiosa, nos propone, a todos, simplificar. Qué otra cosa que simplificar puede ser, por ejemplo, que cualquiera que no esté de acuerdo con el gobierno merezca el mote de Gorila o que cuando se señala la condición abominable del programa televisivo 6, 7, 8 empiecen a intentar emparentarnos con TN, con Clarín, con los editorialistas de La Nación, y con el resto de la prensa del universo. Parece que desde que el kirchnerismo dejó de ser un esquema de gobierno para pasar a ser una forma cultural sólo se puede, simplificando, ser o no ser, y el no ser, acarrea fatalidades.

Para los que no pensamos así es imprescindible librar esta discusión allí donde el poderío indiscutible de los Kirchner lo ha colocado, en el lugar de la cultura. Me gustaría tomarme de las palabras del atormentado Walzer, hombre que jamás se desprendió de su paraguas ni en los días más soleados (siempre pensé que este dato inútil tiene una secretísima y oculta importancia) y apoyarme en la extravagancia que parece uno practicar cuando no se rinde a reducir lo político a lo institucional y le suma a la discusión política, además, rasgos culturales. Consciente de las posibilidades de discusión y de los flancos débiles de esta afirmación, intentaré discutirlas para hacer surgir su vigorosidad.

Una de las críticas, la que considero más débil, es la que le supone la liviandad de la categoría "cultura" atribuyéndole características de corrección política o, simple y sencillamente de vacuidad conceptual. La otra crítica, a mi juicio más consistente, es la que parte de las consideraciones americanas alrededor de la "izquierda cultural". Estas manifestaciones obturan la política escondiéndose en una utilización de las palabras a la manera de un exorcismo. Así, la llamada izquierda cultural insiste en decirse y decirnos que debe existir un camino hacia la emancipación y que ellos y sólo ellos tienen la posibilidad intelectual de develar ese itinerario. En palabras de Richard Rorty, estas personas sustituyen, por considerarlas banales, las reflexiones acerca de un futuro mejor y las cambian por un conjunto amplio, borroso y sofisticado de fantasías.

Para escapar de una y otra crítica y en el intento por devolverle a la cultura su extrema politicidad, en definitiva, para colocarla en el lugar de posición política frente a la simplificación, sugiero pensar la relación entre política y cultura de la siguiente manera. El concepto de cultura que guarda politicidad es el que se refiere a ella como el conjunto compartido de hábitos de acción que permite que las personas convivan entre sí. Entendida de éste modo, la cultura se pluraliza y se democratiza y empieza a hacernos formar parte de sucesivas identidades, conformando una nueva subjetividad marcada por la multiplicidad y la variedad. Estas condiciones culturales, formadoras de la subjetividad individual, pero también de la subjetividad política, deben ser incorporadas en una política que experimente con lo cultural.

La política con experimentación cultural permite pensar algunos de nuestros problemas desde dos caminos. Por un lado nos presenta el desafío de generar instituciones (de todo tipo) que contemplen dentro de sí los nuevos rasgos de la construcción subjetiva marcados por lo cultural. Así, las instituciones que intenten ser novedosas deberán estar en condiciones de agregar desde distintas dimensiones, de consolidar sus acuerdos en base a problemas y de dotar de dinamismos a sus liderazgos y referencias. En definitiva, serán instituciones que convivan con espacio de incertezas hasta ahora desconocidas o disimuladas. Cómo puede verse, este planteo es lo opuesto al planteo cultural del Kirchenerismo en donde la reducción a la unidad marca a fuego cualquier intento reflexivo. Para un Kirchnerista es inentendible que a Lanata le parezca mal que el Estado le declara la guerra a Clarín. Un kirchnerista no entiende por qué Caparrós se aburre cuando ve 6, 7, 8. Un kirchnerista no entiende cuando, azorados, buscamos al profesor Forster y no lo encontramos. Para la cultura Kirchnerista la corte es buena y progresista cuando toma unas decisiones pero es mala y reaccionaria cuando mira con desconfianza el proceso institucional santacruceño. Para los polemistas del kirchnerismo, pensar que no está bien que el Estado construya un multimedios a su gusto es de derecha y pensar que el enriquecimiento patrimonial exagerado es una inmoralidad, es un detalle menor y propio de quienes no entienden el proceso en su conjunto. Para estos neodefensores de lo público llegar a pensar que hay que favorecer al mercado es menemista. En su simplicidad ostensible, la cultura kirchenrista no entiende la complejidad del mundo y es, por eso y fundamentalmente un proceso de conservadurización política.


16 comentarios:

Marcelo zuccala dijo...

Gaby, lei el texto que pusiste en el blog, me parecio interesante, aunque me surjen algunas preguntas al respecto.
Pregunta ¿Es posible pensar la Cultura independientemente del mercado? Es una pregunta que me gustaría que sea afirmativa, pero lo cierto es que hoy en nuestro mundo, al que bien denominas como complejo, tiene quizás para nuestras culturas diferentes consecuencias, que a su vez no solo lastiman las actuales si no que crea nuevas culturas en contraposición de las anteriores. Solo voy a tomar dos cosas que me parecen fundamentales a la hora de la discusión de la Cultura: la globalización y los medios de comunicación, donde hoy, están teniendo un rol primordial en la conformación de nuestra cultura (esto tomando las diferentes ramas culutras que forman o intentan ser una sola, o sea que pretende ser univoca) y pienso .¿es posible pensar la cultura fuera de ello? porque a su vez, si bien la pluralidad cultural Es y debe ser, también es cierto que en nuestro mundo (mas alla de las discusiones políticas que podamos tener internamente en nuestro pais) hay una idea que va en contra de la misma pluralidad cultural. No quiero entrar en la discusión política del rol del Kirchnerismo, por que justamente no quiero simplificar jaja quiero tratar de verlo en términos mas complejos. Hay para mi claramente una tensión cultura, un choque cultural entre varias ramas de ella que, si bien concuerdo en que deben confluir también creo que se contraponen, y este es mi punto, donde muchas de ellas tienen un gran aliado como el Mercado, que claramente arrasa a las mas débiles y pretender ser una. Entonces la posibilidad de discutir donde va a parar esa cultura que es atacada por los “inventos culturales” (perdón si soy fuerte en el concepto) de la misma globalización me parece un tema central. Entonces pluralidad de culturas, si claramente, ahora ¿se contraponen, se enfrentan? ¿pueden convivir estando el mercado de por medio?. Lo dejo abierto. Me resulta muy incomodo escribir por aquí, espero haber sido claro y que se haya entendido. Un abrazo!

Felipe dijo...

Señores Quilteros,

Todo bien con discutir sobre Forster, 678 o el modelo cultural kirchnerista pero me parece que hay algo que ustedes estan pasando por alto.

No parecen haber tomado consciencia que en un año pueden volver al poder.
En 2011 pueden volver a ser gobierno y eso esta muy lejos de ser un escenario alocado
Todo esto para comunicarle mi preocupacion por la falta de debate de su parte sobre asuntos como :

* que medidas de gobierno van implementar ?
* como les van a dar sustentabilidad ?
* a que corporacion piensan arrancarle algun privilegio ?


Ese es el debate que me encantaria presenciar en blogs no kirchneristas

Gabriel Palumbo dijo...

Marcelo, gracias por pasar. No doy demasiado por la tensión entre cultura y mercado, la verdad es que el mercado es una de las dimensiones sociales más importantes de nuestra forma de organización social y que tiene, si se lo regula, si se promueve si responsabilidad, aspectos democratizadores muy fuertes. Por lo de la globalización y los medios de comunicación es cierto que son importantes, pero no ceo que tengan la determinación que algunos le atribuyen. Mi hipótesis es que hay mucha gente a la que no se le ocurre nada y se esconde detrás de esos fetiches.
Felipe, mi querido amigo Felipe. Esto es un blog y no un gabinete en las sombras, pero voy a destacar dos cosas. La primera es que saben que pierden la elección-cosa que ni yo sabía- y la segunda es que hay gente preparándose para gobernar y preguntándose sobre las posibilidades de un gobierno no peronista que pueda hacer que el peronismo afuera del poder no conspire. Se está trabajando en eso, que tien, claramente que ver con la sustentabilidad. Sobre a qué corporación, si me pregunta a mi, gravaría la renta financiera y el juego y bajaría el IVA gradualmente, primero en los artículos de primera necesidad popular. Este gobierno nacional y popular que usted defiende no lecobra a las mineras y le saca del bolsillo plata al hombre de rafael Castillo. Lo que si, Felipe, mi amigo, si nos llegara a acompañar la ciudadanía, vamos a hacer un gobierno más estable siquicamente, vamos a gritar menos y a hablar más y vamos a hacer algunas cosas bien y otras mal, como cualquiera, pero no pensando en una reivindicación histórica sino en el futuro.

Gastón Ariel Vega dijo...

Qué bueno haberse lanzado a escribir algunas líneas sobre problemáticas tan cercanas, y casi al mismo tiempo. Parece que estamos on line y eso está bien.
Conservadurización política: allí está lo más fuerte del artículo y lo primero que creo, se pasó alto.

Felipe dijo...

Gabriel,
"hay gente preparándose para gobernar ... Se está trabajando en eso..."

Me parece muy bueno que los principales cuadros del ACyS, CC, PRO, etc se preparen.
Me inquieta sin embargo el poco espiritu deliberativo en los blogs antik sobre esos temas.

Ustedes me diran que un blog no es la instancia civica por excelencia para tratar esos temas ; pero algo revela tambien la falta de intercambios sobre esos asuntos.

Seamos justos, tampoco es cuestion de pedirle a este blog que compense todo ese vacio deliberativo en las "bases" anti K.

Que se yo ... si fuese futuro votante de ACyS, PRO, CC me carcomerian las dudas sobre temas como :

* que hacemos cuando llegamos al poder ?
* como hacemos para terminar el mandato ?
* con quien nos aliamos ?
* que errores de pasadas gestiones no debemos cometer ?
* tenemos el buen diagnostico sobre los errores cometidos por los gobiernos no peronistas ?

Los veo muy tranquilos y confiados en aquellos que se estan preparando; muchos (demasiados) de los cuales vienen de la experiencia de la Alianza

Gastón Ariel Vega dijo...

Es eso lo que se percibe desde el kirchnerismo? Qué el resto no tiene un modelo de país? No digo q esté bien o mal, solo quiero saber.
Saludos.

Gabriel Palumbo dijo...

esperen hasta el próximo post, por favor, está en maceración

Felipe dijo...

Gaston

mi comentario estaba mas orientado a transmitir mi percepcion sobre la falta de vitalidad deliberativa en las "bases" no kirchneristas en los blogs.
En el resto del cual hablas yo creo que existen modelos de pais. Aguad, Sanz, Pinedo, .. tienen claramente un proyecto de pais.

Marcelo zuccala dijo...

No creo gaby que el mercado justamente tenga aspectos democratizadores y si creo que tanto la globalización y los medios tienen un rol primordial en la conformación de las culturas. Simplemente por que un sistema donde sus pilares son el mercado, la globalización y los medios de comunicación (en su definición mas amplia posible) no se puede tomar la conformación de las culturas por fuera de todos estos puntos. Tampoco soy un pesimista y digo que hay una guerra constante entre diferentes ramas culturales, si no que, sí hay una confrontación entre algunas de ellas donde una opaca o lastima a la otra. ¿esto es producto de la pluralidad cultural? no lo creo, creo que el fin y definición de la cultura y el llamando a la pluralidad tiene que ser lo que vos pones en el texto como un " conjunto compartido de hábitos de acción que permite que las personas convivan entre sí" pero esas acciones, muchas veces, comparten ideas e intereses que se contraponen a otras. El mercado tira en el escenario nuevos pensamientos, nuevas formas de educación y formación de los individuos, recorta en muchos las libertades individuales y sobre todo excluye a quienes no comparten las leyes de dicho sistema o logran insertase. Y pregunto ¿Esto no conforma culturas, subjetividades, acciones? y quienes están fuera de este sistema ¿carecen de cultura, acción y subjetividad?¿no se contraponen? ¿Como es posible pensar la plena convivencia de culturas partiendo de esta realidad? Podemos pensar que dentro del sistema conviven diferentes culturas que viven en armonía, eso creo que es posible, pero creo que se vive un conflicto en sus límites con lo que hay del otro lado o mejor dicho con lo que se descarta. Si en realidad el Mercado tiene aspectos democratizadores muy fuertes ¿como se puede explicar estas causas que produce? Quizás pueden aparecer formas democratizadoras en el momento de discutir al mismo mercado, es decir, buscar dentro de ella ver si existe la posibilidad de que sus limites se expandan o permita el ingreso de quienes excluye, necesariamente creo que se esta discutiendo a su vez, dentro del mismo mercado, formaciones y mantenimiento de culturas, es decir se esta que en punto se esta discutiendo la democracia, donde aca quizas me vaya un poco por las ramas (si no lo hice antes) de que el mercado y la plena democracia se contraponen. Por eso creo que hoy el mercado no tiene aspectos democratizadores muy fuertes.

Gastón Ariel Vega dijo...

Creo que las dudas que planteás están presentes y aún más fuerte de lo que imaginas. Quizás sí, falte dinamizar esos debates en soportes como un blog. También se puede pensar que las discusiones y los ambitos pueden ser distintos (no necesariamente, claro). Y que aprender de los errores del pasado no te garantiza el éxito. Es más, por miedo o por naturaleza, te podés conservadurizar.

Jopa dijo...

Gabriel, como sostuve en un post propio, creo que esta simplificación de la que hablás surge de una concepción militarizada de la política (a la cual Laclau, via Gramsci, es bastante afín). En una situación de guerra, no hay nada más contraproducente que pensar (en el sentido fuerte de la palabra).

Te dejo el link por si te interesa: http://progreperonotanto.blogspot.com/2010/09/un-tiempo-para-pensar-lo-menos-posible.html.

Megas Alexandros dijo...

Estimado Gabriel, los kirchneristas que describís son de la peor calaña. No todos son así. No todos simplifican. No me parece que la política pueda tener un tono y una impronta utópica. Descreeo que sea lo que más garpe. Hoy gana la honestidad, quizás siempre lo hizo.
Es curioso de la frase de Walser que el kirchnerismo es algo bastante extravagante en sí mismo. Es mucho más dinámico y menos conservador que Alfonsín, Menem, de la Rúa, Duhalde y el Proceso. Después discutimos de si está mal o bien las extravagancias de sus políticas. "un conjunto amplio, borroso y sofisticado de fantasías", la unica verdad es la realidad. y la AUH, por citar algo nomás, es tangible, como otras cosas, decisiones, posiciones.
espero que no peques de simplista y me catalogues de kirchnerista.
saludos, alejandro.

Megas Alexandros dijo...

Estimado Gabriel,
Con espíritu crítico.

"cualquiera que no esté de acuerdo con el gobierno merezca el mote de Gorila". ¿Cuántos gente piensa esto? Menos de un millón, que es el kirchnerismo más urbano, provocador, rebelde, estúpido e influyente. Esa polarización no existe en la sociedad en amplia escala. También, debes aceptar, el Gorilismo sigue existiendo. Por ende, lo seguirá haciendo el anti-gorilismo. Hay gente de Barrio Norte que le decís Perón y vomita al instante. Tu crítica suena más a inseguridad que a otra cosa. Si te dice Gorila es porque es un cerrado, un binario.

"señala la condición abominable del programa televisivo 6, 7, 8 empiecen a intentar emparentarnos con TN, con Clarín, con los editorialistas de La Nación, y con el resto de la prensa del universo". Otra vez. Esa gente es muy poca. Son una minoría muy politizada. Las altas esferas K no piensan así. Si fuéramos todos como los editorialistas de LN o Clarín, el país se gobernaría en la calle Piedras al 700.

Megas Alexandros dijo...

....."Estas manifestaciones obturan la política escondiéndose en una utilización de las palabras a la manera de un exorcismo. Así, la llamada izquierda cultural insiste en decirse y decirnos que debe existir un camino hacia la emancipación y que ellos y sólo ellos tienen la posibilidad intelectual de develar ese itinerario. En palabras de Richard Rorty, estas personas sustituyen, por considerarlas banales, las reflexiones acerca de un futuro mejor y las cambian por un conjunto amplio, borroso y sofisticado de fantasías." Los Kirchner son políticos, pelean por el poder, compiten, se quieren superar. ¿Qué esperás que diga Cristina: "El año que viene hay elecciones y nos parece que si eligen a Macri o a Ricardito al país les va a ir bien, incluso mejor que si ganara yo o Néstor" (lo que bien podría ser cierto)? Se quieren quedar en el poder, quieren transformarlo. Parece algo feo, pero la ambición por el poder la tiene Lula, Mandela, Luther King y todos los santos que me quieras mencionar. Como cualquiera: ascender. No es que los Kirchner son la única garantía de éxito. ¿Quién puede pensar eso? Ellos están defendiendo lo que hicieron. Además, defienden políticas, conceptos. ¿No escuchás a Cristina? Habla de valores, del salario, de la educación pública, de la agroindustria, del mercado interno. Yo, como argentino, estoy de acuerdo con esos valores, no las considero "banales" y te puedo asegurar que fortaleciendo los ítems mencionados (después discutimos si se hizo o o no) vamos a tener una Argentina "mejor". No es un conjunto amplio, borroso y sofisticado. Hay cosas tangibles, como la AUH, las laptops gratis, el desempleo de un dígito, el aumento del salario real. No son pavadas. ¿Sabés a cuánta gente ahora tiene cloacas, pavimentos y infraestructura pública? Mucha, casi tanto como lo que falta. Ese es el futuro mejor. Lo dijo Mujica: "Antes la lucha era por cambiar el mundo; ahora baldozas".
respecto a fantasías borrosas, te retrotraigo un poco más de una década, a este video http://www.youtube.com/watch?v=mymbv_SPHtU en el que ves a un presidente de este país hablandole a los niños ("todo lo que hacemos es por los niños", le twitteó Chávez a CFK esta semana) sobre algo que ni el entendía.

"Para un Kirchnerista es inentendible que a Lanata le parezca mal que el Estado le declara la guerra a Clarín. Un kirchnerista no entiende por qué Caparrós se aburre cuando ve 6, 7, 8." Creo que Lanata dice lo que piensa libremente; no lo comparto. Con la mente de Caparrós, no entiendo como podría ver más de 30 minutos de cualquier programa de TV.

Megas Alexandros dijo...

........"nueva subjetividad marcada por la multiplicidad y la variedad". El kirchnerismo amplio mucho el juego a otros actores y consolidó otras viejas, como la CGT, los intendentes y el aparato clientelar. Pero dió voz y derechos a muchas minorías. Incluyo a más de 2 millones de jubilados que no iban a estar cobrando nada hoy en día porque siempre laburaron en negro. GLTTB rights. Apoyo a movimientos sociales, programas de asistencia social y salud pública. hay que entender porque todo anda como anda, y eso implica mirar antes de 2003 tambien.

"Para los polemistas del kirchnerismo, pensar que no está bien que el Estado construya un multimedios a su gusto es de derecha y pensar que el enriquecimiento patrimonial exagerado es una inmoralidad, es un detalle menor y propio de quienes no entienden el proceso en su conjunto. Para estos neodefensores de lo público llegar a pensar que hay que favorecer al mercado es menemista. En su simplicidad ostensible, la cultura kirchenrista no entiende la complejidad del mundo y es, por eso y fundamentalmente un proceso de conservadurización política". Creo que justamente porque el kirchnerismo entiende la complejidad de la Argentina han ayudado a sostener algo tan preciado como mantener viva la democracia. de la Rúa no entendía el mundo; a Menem se lo explicó Cavallo en un cabaret y a Alfonsín le serrucharon el piso. los militares tampoco eran muy sagaces. saben, los K, que es dificil y complejo manejar este país; y lo están haciendo (ni mal ni bien, que lo hagan ya es mérito; también de la sociedad). No sé qué kirchnerista quiere un monopolio del Estado. Otro tema es la publicidad oficial, Futbol Para Tutti, son temas menores que deben ser discutidos. Igual no sería el primer gobierno en hacer uso de la publicidad oficial. creo que macri dijo que no iba a usar los carteles amarillos. No hay gente que quiera más a los K que los traders de la city, especialmente los que operan titulos publicos. Cualquier persona en el mundo que discuta la dominancia de la economia de mercado (con crisis o sin crisis, defaults, etc.), está un poco desfasado. eso significa que la pelea por distribuir la riqueza se hara dentro de un sistema que, naturalmente (lo dijo Marx), tiende a lo opuesto:a la concentración. ¿Entendés lo difícil que es distribuir?

-finalmente, retomando las palabras de Walser, creo que el kirchnerismo tiene mucho de "extravagante" en sí mismo. Es algo totalmente extravagante y mucho menos conservador que Alfonsín, de la Rúa, el Proceso, Menem y Duhalde. ¿Cómo podés decir que el kirchnerismo es "conservadurismo" político? Es bastante progresista y ha puesto un techo para el debate social, económico y político muy alto. hoy hablamos de la distribución del ingreso cuando en los '90 la mayoría decía muuuu cuando se desmantelaba la industria y crecía el empleo en negro. hoy tenemos relaciones estrategicas, mas pensadas, en beneficio muto con el mundo. antes, ee.uu. decidia sobre algunas cuestiones (está probado). el kirchnerismo postulo a la primer mujer presidenta del país. muuuy extravagante, y es linda (más aún). Es peronista de La Plata y se viste con U$S 10.000 de ropa. Si eso no es extravagantes, un diccionario.

Gabriel Palumbo dijo...

Alejandro, lo primero que tengo que agradecer es la atención en la lectura del blog. A partir de allí algunos comentarios sobre lostuyos. Empiezo por reconocer que existen personas a las que el kirchnerismo le parece bárbaro y que no estigmatizan al tiempo que reconozco que hay personas que viven en barrios acomodados (yo mismo por ejemplo) y que no vomitan cuando se nombra al kirchnerismo. Acepto también, que la entrada del blog fue motivada por un comentario desafortunado en otro lugar sobre mis consideraciones acerca del gobierno.
Dicho todo esto, voy a sostener mi posición desde argumentos un tanto más colectivos, mas´sociales, si se me permite la petulancia. No es posible poner el nombre y apellido de aquellos compañeros que aceptan lacrítica sin demonizar y los nombres y apellidos de los que no lo hacen. Y además, ciertamnte, no era el interés de la entrada, que al menos a mi juicio tiene una sola virtud, la de plantear al kirchnerismo como una forma cultural. Desde allí digo que se simplifica, y todo el tiempo y desde todos lados. aquí necesito hacer una nota al pie. En algún comentario tuyo, tras la cita rortyana, deslizas una suerte de consideración acerca de la ingenuidad y de los rigores de la lucha por el poder. Yo tengo 43 años, milito desde los 17, pasé por cargos públicos de relativa importancia y soy, claramente y a mi modo, un militante y alguien que se prepara para gobernar. Esto no me exime de ingenuidades, pero no las convoca tan facilmente. En lo que si creo, es que en maneras de ejercer el poder, algunas más democráticas y otras no tanto, algunas fuertemente agonales (esas sí que me parecen inseguras) y otras más dialógicas, más deliberativas (y no por ello ingenuas en relación con os conflictos o problemas). El kirchnerismo sólo sabe de una, y además, le sale bárbaro. Y por eso la utiliza exageradamente, tanto, que será su ruina política. Hablás de altos funcionarios, Nestor Kirchner desconoiendo que el Estado haya hecho algo en relación con los derechos humanos, Nestor Kirchner!!! El jefe de gabinete, (no el tercera linea del ministerio) se pelea con Rocío Marengo, desautoriza a todo el mundo, banaliza hechos de violencia y se convierte en vocero principal, cona rgumentos de personas cercanas a la triple A, contra el ex fiscal Strassera. El tratamiento de la Ley 125, la declaración de guerra a Clarin, la manipulación informativa y la utilización de los medios públicos para articular una campaña contra la oposición. Claro que hay personas, conozco varias (confieso que cada vez menos, no sé si es porque estoy saliendo poco o porque están cambiando todos) que aceptan incluso estas críticas cómo válidas y conversan con uno amigablemente. Pero no es el Gobierno el que plantea ese ánimo social. Lo que quiero decier es que la forma cultural del Kirchnerismo es, en términos políticos, un populismo de confrontación y eso genera un tipo, un resultado de sociedad que a mi nome gusta ni me interesa. Puede que a algunos les parezca tenrador, que los devuelva a la juventud o que les interese estar todo el día peleando. Yo no soy así, para mi la democracia es otra cosa y trabajo para que así sea. Admito que, con polemistas como vos, todo serpia otra cosa, una cosa mejor. Un gran abrazo y renuevo el agradecimiento por la atenta lectura, cosa infrecuente